Kuombo

Kit digital

Donde pongo el ecommerce en mi empresa

Los que llevan tiempo en esto del Ecommerce, saben que este negocio no está compuesto sólo de una tienda online, sino que hace falta una buena dosis de estrategia, mucha capacidad para conseguir tráfico/ventas y un equipo de personas dedicadas a gestionar las operaciones: pedidos, stock, pagos, logística, atención al cliente, etc. Sin embargo, al igual que en un comercio físico, el componente más visible de un negocio de comercio electrónico es siempre la tienda online, que al fin y al cabo es una web.

¿Qué consecuencia tiene esto?
En la mayoría de las empresas no nativas digitales con las que hablamos, la situación habitual es que la responsabilidad de construir el negocio de Ecommerce haya recaído sobre la dirección de informática. De esta forma, empiezan a priorizarse tareas como la integración con ERPs, CRMs, Data Center propios y otra serie de complejidades tecnológicas, sin ni siquiera tener un sólo pedido online. Esto retrasa bastante el lanzamiento del negocio y hace que muchas veces, no se  tengan en cuenta de antemano otros aspectos importantes relacionados con la estrategia, las ventas y las operaciones.

¿No sería más lógico que el ecommerce fuese un área de negocio en sí misma?
De esta forma, se podría apoyar en el departamento de informática como cualquier otro área más de la empresa para integrar y gestionar las cuestiones más tecnológicas. Pero, no recaería directamente la responsabilidad de vender online (comercial), en un departamento con vocación de servicio técnico.

Creemos que esto irá cambiando progresivamente, pero en cualquier caso, lo ideal es que el ecommerce se vea como un negocio en sí mismo con un presupuesto y unos objetivos autónomos, y que por supuesto cuente con la implicación directa de la gerencia de la empresa, aunque en el fondo se trate de un negocio de base tecnológica.

1 comentario en “Donde pongo el ecommerce en mi empresa”

  1. Pingback: roger vivier sale

Los comentarios están cerrados.