Kuombo

Kit digital

Facebook y Google quieren parte del pastel de Amazon (parte II)

Estos dos gigantes online han lanzado recientemente sus botones de compra directos desde su plataforma. La incorporación de Google a la venta online se anunció en mayo, y en Facebook lo hicieron hace un año.

Hace una semana hablamos de cómo funciona la implementación de estos botones de compra y nos planteábamos cosas como ¿Estará Google aprovechándose de su situación privilegiada de buscador más utilizado? ¿Será un beneficio real para los minoristas? ¿Confiarán lo suficiente los usuarios en las redes sociales como para dejar sus datos bancarios?

Hoy vamos a plantearlo desde otro punto, ¿cómo se presenta batalla entre Google y Facebook contra Amazon? Sabemos de las esperanzas de Google y Facebook por posicionarse contra Amazon y otros sitios de compras online, estos botones de compra no son más que el comienzo de una batalla. ¿Serán lo suficientemente fuerte como para quedarse con parte de su pastel? Veamos sus puntos fuertes y débiles de cada uno.

Fortalezas y debilidades de comprar desde Google

Según el presidente de Google, Eric Schmidt, el número de personas que buscan directamente desde Amazon para comprar algo, fue más del doble que en Google durante el pasado año.  Esto significa que cada usuario que va directo a Amazon equivale a una menor búsqueda de productos para el motor de búsqueda de Google.

Por lo tanto, los botones de compra de Google pretenden ampliar sus posibilidades frente a  Amazon, además de  impulsar el valor de sus anuncios para móviles y hacerse con más datos sobre hábitos de compra, se rumoreaba

Aún no sabemos cómo será el funcionamiento de estos botones, pero el jefe de negocio de Google confirmó durante la conferencia de Re/Code en California, que este lo tanto el nuevo botón de compras de Google podría estar integrado directamente como una función en AdWords, el negocio de publicidad de Google donde los minoristas podrían poner anuncios de productos con una imagen y añadir el botón para finalizar la compra, facilitandoles al máximo su participación en esta iniciativa.

Por su parte, Google podrá almacenar los credenciales del pago del usuario de modo que ya figuren para futuras compras mediante este botón. Así, la información de pago no será enviada al comercio vendedor, sino que éste recibirá la cantidad de dinero de la transacción.

Pero en cambio, los minoristas pierden identidad de marca y la oportunidad de establecer relaciones con los compradores dentro de la red de Google. Para compensar a los compradores Google hará que éstos conserven los datos del comprador para sus próximas campañas de marketing, por otro lado  también permitirá a los compradores que si el producto en el que hizo clic no coincide con lo que estaba buscando, el consumidor puede continuar navegando a través de otros productos de la misma tienda.

Para los minoristas puede suponer un aumento de las ventas pero no sabemos hasta qué punto les frenará la entrada de tráfico a su tienda y cómo repercutirá esto en un futuro.

Desde Kuombo siempre recomendamos a nuestros clientes que se unan a la venta a través de Google Shopping, pero en cuanto a Amazon como canal de venta… creemos que perjudica directamente a la marca del ecommerce porque se compra directamente desde el buscador sin pasar por la tienda, entonces, la próxima vez que el comprador quiera repetir la compra no acudirá a la tienda online, sino al buscador de Google. Creemos que le ayudará a aumentar ventas, pero ¿qué pasa con la marca de la tienda online? Incluso nosotros como equipo debatimos, habrá que esperar a ver cómo funciona y tener algo más de infromación, ¿tú qué crees?

Fortalezas y debilidades de comprar desde Facebook

Zukerberg no es tonto, y quiere su parte del pastel, la estrategia de botón de compra de Facebook está diseñada para atacar a Amazon y Google. Estas iniciativas están sucediendo en un momento de transición para el ecommerce. Con todo el tiempo que pasamos navegando da la sensación de que visitamos muchas webs y tiendas online, pero en realidad pasamos el 80% de nuestro tiempo en aplicaciones móviles dentro de los top cinco aplicaciones, según Forrester.

La gran parte del tiempo la pasamos conectados a los smartphones, las empresas están barajando qué aplicaciones pueden servir como rutas alternativas para llegar a más compradores. Pero la aplicación que se lleva la palma es la de Facebook, según Forrester, el 13% de todo el tiempo que pasamos en aplicaciones móviles corresponde a esta aplicación.

Si Facebook también convence a sus 1,44 billones de usuarios activos mensuales que tuvo al final del último trimestre para que compren desde la red, conseguirá un ecosistema de all-in-one, donde puedes completar todo el proceso de compra sin salir de la plataforma, terminará por ofrecerá a los usuarios una razón menos para visitar Amazon o Google. Una de las ventajas de las páginas de negocio de Facebook es que también permiten a los minoristas comunicarse con los clientes y la atención al cliente es uno de los aspectos más valorados por los compradores.

Aunque por otro lado, si más empresas comienzan a vender en Facebook, estarán a merced de sus algoritmos  y probablemente tendrán que empezar a comprar anuncios para asegurar que las personas vean sus productos y esto repercute en precios más altos para los clientes y si esto pasara, se convertirá en un problema para los comerciantes.

¿Por qué Amazon no está preocupada por las compras desde Google y Facebook?

Todos estos desafíos no tienen sentido mientras no hagan frente al as que guarda en la manga Amazon. Nos referimos a Prime, el servicio premium de Amazon que ofrece envío gratuito de dos días, media streaming, almacenamiento de foto de nube ilimitado y otras ventajas por sólo 99 dólares por año.

Según socios de investigación de inteligencia de consumidor, el número de miembros Prime ha aumentado de 20 millones en enero pasado a 44 millones hoy. La firma estima también que los miembros de Prime gastan un promedio de 1.200 dólares anuales, comparado con una media de 700 dólares por año para los no miembros.

Por lo tanto, a menos que Google, Facebook y otros desafíos pueden contrarrestar ese crecimiento, ellos probablemente permanecerán competidores indirectos, ajenos al imperio de Amazon.

La clave de Amazon no está solamente en su amplio catálogo de productos a la venta, sino en su capacidad de conseguir que sus clientes se conviertan en recurrentes y fidelizarlos. Una logística magnífica y unos beneficios para sus clientes son dos de las estrategias a las que deberán enfrentarse tanto Facebook como Google si realmente quieren su parte del pastel Esto acaba de comenzar, veremos cómo se las ingenian Facebook y Google en este campo.

Y tú, ¿cuál piensas que podría ser el próximo movimiento? 😉

3 comentarios en “Facebook y Google quieren parte del pastel de Amazon (parte II)”

    1. Hola Laura, hasta ahora somos muchos los que compramos en Amazon, pero porque estos dos gigantes aún no han entrado en juego. Cada uno va a tratar de imponer sus propias reglas, unos gozan de una situación privilegiada y sin competencia, como es Google y su buscador, Facebook cuenta con una inmensa base de datos con intereses personales de sus usuarios, que son muchísimos y Amazon es un perro viejo, que lleva tiempo ingeniándoselas para convertor a sus cleintes en recurrentes y fidelizarlos. Pronto veremos cómo tratan de aprovechar al máximo estas ventajas y a ver quién juega mejor sus cartas. La manera de comprar online está evolucionando ¡Qué comience el juego!

  1. Pingback: Facebook Ads para ecommerce - Kuombo

Los comentarios están cerrados.