Kuombo

Kit digital

Chica utilizando el buscador interno de una web

La importancia de contar con un buscador interno en una tienda online

Cualquier persona que tenga un negocio online o esté pensando en montar uno, sabe que hay infinidad de cosas en las que pensar. ¿Qué debe incluir mi ecommerce? ¿Cómo estructuro la arquitectura de mi web? Pues bien, hay algo fundamental que una tienda online no debería ni plantearse: incluir sí o sí un buscador interno.   

¿Por qué es tan importante? Imagina que estás en una tienda o supermercado y quieres comprar algo súper concreto, pero no sabes exactamente dónde está, ¿qué haces?. Efectivamente, preguntar al personal para no perder tiempo deambulando por la tienda sin encontrar nada, que nos conocemos y sabemos que las prisas no son buenas.

Pues esta misma situación ocurre online, ¡pero ojo! porque las prisas en Internet se multiplican por mil. Y si no piénsalo: ¿cuántas veces has entrado a una web y no has perdido ni tres segundos en salir porque no era lo que esperabas?. Así que el buscador de tu tienda online es un poco ese ‘empleado’ online al que le preguntamos, ‘disculpa, ¿dónde está esto?’.   

Si ya te hemos convencido de la importancia de tener un buscador interno en tu sitio web, sigue leyendo porque esto seguro que te interesa.

Chico buscando en el buscador interno de una web

Qué debo tener en cuenta para incluir un buscador interno en mi web

Vale, lo compro, quiero un buscador interno en mi sitio web, pero… ¿cómo empiezo? La experiencia desde Kuombo nos dice que hay unos pequeños tips que se deben tener en cuenta para que el buscador interno de un sitio web funcione.

  • Dónde colocar el buscador. Normalmente, el buscador interno suele estar ubicado en la parte superior derecha de la página, un requisito que aunque no es obligatorio sí es totalmente recomendable. Los usuarios están acostumbrados a encontrar los buscadores en esta zona y la primera mirada siempre suele ir allí. Ahora bien, coloques donde coloques tu buscador, haz que sea visible. Y recalcamos en esto porque un buscador pequeñito que no es visible, por muy bien ubicado que esté, es prácticamente inservible.  
  • Tamaño y diseño. Por suerte o por desgracia, no hay ninguna fórmula mágica para saber cuál es el tamaño y diseño ideal para los buscadores internos. Nosotros te aconsejamos seguir la filosofía Lean Startup y hacer testing A/B. Prueba todo lo que puedas con distintos tamaños y colores y comprueba cuál funciona mejor con tus clientes. Eso sí, ¡recuerda que sea visible!
  • Qué debe aparecer en la página de resultados. Una vez los usuarios hagan sus búsquedas, es clave que no se lleven una decepción si no encuentran lo que quieren. Hace un tiempo, escribimos precisamente sobre la importancia de la creatividad en las páginas de error 404 y en el caso de los buscadores internos ocurre lo mismo. Hay que ser creativos y ofrecer otras alternativas que podrían interesar al cliente como estrategia de cross-selling.
  • Velocidad de carga. El tiempo de respuesta del buscador es clave para que el usuario acabe convirtiendo. Si no eres rápido, estás perdido, porque los consumidores tendemos a inquietarnos cuando no tenemos resultados rápidos y acabamos saliendo de la web.   
  • Call To Action (CTA). En términos de usabilidad el Call To Action para el buscador es un aspecto clave. Las palabras como ‘buscar’ o ‘busca aquí’ siempre funcionan mejor que ‘go’, ‘ok’, etc. La navegación por tu sitio web tiene que ser un paseo en barca, y nunca mejor dicho, por eso cuanto más fácil lo tenga el usuario para localizar el buscador, mejor. Y pese al riesgo de que nos llames pesados, insistimos… ¡tiene que ser visible!  
  • Analítica específica para el buscador. En Kuombo tenemos un dicho: ¡mide y vencerás! Tener un buscador interno en tu web está genial, porque nos puede aportar datos súper interesantes que nos ayuden a mejorar las ventas. Si configuras tu buscador con Analytics puedes conocer qué productos o servicios de tu tienda interesan más, detectar tendencias y oportunidades a partir de las búsquedas, revisar la usabilidad y experiencia del usuario en tu web, mejorar la experiencia de compra, etc.
  • ¿Filtros o no filtros? Incluir un panel de filtros junto al buscador siempre es una opción. Nuestro consejo es que valores hasta qué punto es relevante incluir este tipo de paneles en tu sitio web y, sobre todo, dónde colocarlos. A veces, tener toda una columna de filtrado sin ton ni son entorpece más que ayuda. Si crees interesante incluir este tipo de filtros, lo ideal es hacerlo una vez el usuario ya está en alguna categoría específica. Por ejemplo, supongamos que tenemos una tienda de electrodomésticos y un cliente quiere comprar una nevera. Tener una página de filtros antes de que esté dentro de la categoría ‘neveras’ no tiene sentido para él. Ahora bien, si una vez está en la categoría  puede filtrar por colores, precios, marcas, etc, haremos su experiencia de compra mucho más fácil.       
  • Y por último, un TRUCO. Un truquillo que puedes poner en marcha en tu buscador interno es ‘modificar’ los resultados de búsqueda. ¿Qué quiere decir esto? Las búsquedas de los usuarios pueden ser de muchos tipos, como luego veremos, y tú puedes elegir cómo quieres que se muestren esos resultados. Alomejor te interesa meter unos productos antes que otros, priorizar unas marcas o eliminar algunos productos que no son rentables para ciertas búsquedas.   

¿Qué necesita tener el buscador de una web?

Tipos de búsqueda que debería contemplar un buscador interno

Como hemos comentado antes, cada persona busca de una forma diferente y tu motor de búsqueda interno tiene que estar preparado para ofrecer los mejores resultados. Piensa que si un usuario se molesta en escribir y buscar algo en tu web significa que su  intención de compra es bastante alta. Por eso, toma nota para saber cómo tiene que estar optimizado tu buscador… ¡let’s go!   

1. Búsquedas semánticas o “Quiso Decir”

Muchas veces pasa que, con las prisas, cometemos algunos errores de escritura porque no sabemos cómo se escribe exactamente el término o simplemente nos equivocamos ortográficamente. Por ejemplo, nos podemos comer alguna letra y escribir ‘maqillaje’ en vez de maquillaje – oops -. Si tu buscador no está optimizado para ese tipo de errores, no ofrecerá resultados y… bye ventas.  

2. Autocompletado

Adelantarse y darle todas las facilidades del mundo al usuario cuando realice su búsquedas es una oportunidad clave para que acabe finalizando la compra. Un buen ejemplo es el caso de Totenart, que antes de acabar la palabra ‘pintura’, la propia página ya te ofrece los primeros resultados de productos con imágenes y además, a la izquierda una categoría de interés ya filtrada. Imposible que el usuario no encuentre lo que busca, ¿verdad?

Buscador interno predictivo del ecommerce Totenart
totenart.com – buscador predictivo de la tienda de bellas artes

3. Búsqueda por relevancia 

Adelántate y da siempre un paso más. Si tu buscador ofrece búsquedas relacionadas por relevancia, estás ayudando a que el usuario encuentre lo que busca y, por lo tanto, compre. Siguiendo con el ejemplo del maquillaje, imagina que al teclear la palabra ‘maquillaje’, la tienda muestra un desplegable con resultados más relevantes como: maquillaje en crema, maquillaje en polvo, maquillaje de [introduce una marca aquí].    

4. Muestra del catálogo en la caja de búsqueda

¡Ojo y cuidado con esto! Algunas tiendas online ofrecen en la propia caja del buscador algunos productos con la imagen y el precio. En principio esta práctica es bastante buena porque ya estamos ofreciendo algo más, PERO cuidado porque puede llegar a confundir al usuario.

Nos explicamos – y seguimos con el ejemplo del maquillaje para no perder la costumbre -. Imagina que estás buscando maquillaje y te aparece en la propia caja de búsqueda tres productos con foto y precio: ¿serán estos los únicos productos que hay? Y claro,si el usuario piensa esto y no encuentra lo que anda buscando… ¡hasta luego y muy buenas!

Por eso, cuidado con lo que se muestra en la caja de búsqueda. Ofrecer el catálogo está bien, siempre y cuando quede bastante claro que además de esos, hay otros productos. Un buen ejemplo es el caso de LookFantastic, que lleva a cabo esta técnica pero incluye también búsquedas por relevancia, dejando claro que además de los que muestra, existen otros productos.

Buscador interno de LookFantastic.es
lookfantastic.es – buscador interno de la tienda de cosméticos

Como puedes ver, incluir un buscador interno en tu web no es una opción, pero tiene que estar bien optimizado para que funcione y empiece a darte resultados. Eso sí, bien configurado el buscador es una herramienta clave que puede ayudarte a aumentar las conversiones de tu tienda online.

Si ya te has convencido de que necesitas un buscador pero no sabes cómo empezar, puedes ponerte en contacto con nosotros y te echamos una mano. ¿Hablamos? 🙂

1 comentario en “La importancia de contar con un buscador interno en una tienda online”

  1. Pingback: Atención al cliente online: ¿qué canales de comunicación utilizo?

Los comentarios están cerrados.