Kuombo

Kit digital

Kuombo comparte su experiencia empresarial en el programa ‘Aquí hay trabajo’ de TVE2

Empeño, positivismo, aprendizaje… Todos son conceptos esenciales para sacar adelante una idea de negocio tras un fracaso empresarial. Es la idea que Javier Echaleku quiso transmitir en ‘Aquí hay trabajo’, el programa de TVE2 centrado en impulsar el mercado laboral español a través de ofertas de trabajo y la experiencia de los empresarios.

Kuombo nació tras un fracaso empresarial que vivió hace años en primera persona Echaleku. Sin duda, de un error siempre se aprende, y sirve para hacer surgir otras iniciativas empresariales y aprovechar la experiencia adquirida para sacar un nuevo proyecto. Así lo ve Javier, quién compartió con los telespectadores su caso personal. Es importante primero recordar que nadie te enseña cómo ser emprendedor: “Una persona puede estudiar una carrera de empresariales, y luego la experiencia generando un negocio y gestionándolo no tiene nada que ver”. El aprendizaje en realidad proviene de lo que uno vive en primera persona, así lo relató en su día en un post sobre cómo se arruinó emprendiendo y salió adelante finalmente. Para Echaleku, la mala experiencia con una empresa de diseño y fabricación de calzado, que abrió en 2002 y cerró en 2006, sirvió de antesala para seguir adelante con lo que a día de hoy es Kuombo, una empresa centrada en el comercio electrónico.

Javier aprendió mucho de su experiencia, sobre todo a nivel empresarial más que con la idea de negocio o su enfoque. Con el tiempo, ha valorado ciertas cuestiones, como la importancia de cuidar mucho la tesorería, los recursos humanos, así como el trabajo en equipo para sacar adelante el trabajo. “La idea tiene que ir evolucionando, pero en sí no lo es todo”.

Otro pilar básico que siempre debe tener en cuenta un emprendedor antes de plantear una idea de negocio es pensar siempre en aquello que le gusta de verdad. Según explicó Echaleku en el programa, hay que reflexionar sobre “aquello que nos hace felices”. En su caso, la pasión siempre se ha centrado en internet, el mundo comercial y en el hecho de crear.

El ejemplo de empresarios que han sobrevivido a la situación económica actual con éxito es una buena fuente de información para los emprendedores o profesionales que han sufrido una mala experiencia empresarial. El programa ‘Aquí hay trabajo’ lo transmitió con mucha contundencia: aprender de los errores es la mejor receta, es necesario resurgir de las cenizas y ser optimistas.

¿Conclusión? Cerrar un negocio no es un fin, sino el comienzo para reaparecer fortalecidos por la experiencia y ser capaces de convertir el fracaso en éxito. Y es que en el mundo laboral no solo hay que tener suerte sino también empeño. Así que… ¿no crees que una crisis puede encerrar una gran oportunidad?