Kuombo

Kit digital

Migración de plataforma: alto riesgo para tu ecommerce

Nadie dijo que fuera fácil, ni rápido, pero tal vez migrar a tiempo tu tienda a una plataforma con más prestaciones sea de vital importancia.
Muchos empresarios detectan la necesidad de cambiar el contenedor tecnológico pero no se atreven. Los temores son muchos y fundados, por ello es necesario ponerse en manos de profesionales especializados capaces de garantizar el mínimo impacto y evitar la pérdida de posicionamiento SEO que tanto esfuerzo ha costado lograr.

Publicamos este post con la voluntad de hacer un poco más cercano un proceso espinoso y temido que requiere de una metodología rigurosa y que no puede permitirse un solo fallo, de lo contrario el negocio puede sufrir un revés importante. Jesús Plou, uno de nuestros desarrolladores back-end con amplia experiencia en migraciones, no da opción a equivocarse en un solo paso del proceso “si la migración se hace bien, el posicionamiento no debe caer y por tanto el negocio no sufrirá pérdidas de ventas”.

Motivaciones para migrar

Puede ser que la aplicación se haya quedado obsoleta o que, tal vez, sea necesario solventar problemas de seguridad, pero una de las motivaciones principales que alega un cliente cuando nos pide consejo y opinión al respecto de migrar es el hecho de que las necesidades de su negocio son mayores y las prestaciones de la plataforma en la que está alojado no las satisface. Hay múltiples supuestos, algunos tan sencillos y habituales en un comercio como lanzar descuentos, ofertas o campañas especiales que no se pueden aplicar desde una plataforma antigua.

Este es el caso de Totenart, que con más de 9.000 productos en catálogo migró de osCommerce a Magento. La falta de actualización en la plataforma de origen y, por tanto, las lagunas en seguridad obligaron al cambio. Cuando la migración de productos culminó fijamos fecha y hora para cambiar de plataforma la información de pedidos y clientes. Con ello culminó un proceso laborioso de varios meses que se tradujo en una mejora notable para el rendimiento de la tienda.

Existen otros supuestos por los que una tienda online requiere el cambio de plataforma como la mejora de rendimiento del store o las carencias de usabilidad en el back-end, es decir todo lo que implica la administración de la empresa. Magento es una solución muy apta para estos casos porque incluso permite gestionar de forma simultánea varias tiendas desde el back-end.

Migración plataformas ecommerce: una operación de alto riesgo

Por qué no empezaste con la plataforma que vas a tener

Javier Echaleku suele decir “no hay software malo, sino mal elegido”, muchas veces por desconocimiento y otras por un mal asesoramiento.
Hay emprendedores que se lanzan al mundo online con apenas formación técnica en ecommerce y prefieren comenzar con una plataforma Saas apta para tiendas online que arrancan con unas expectativas moderadas. En este caso el proveedor da servicios como la actualización del hosting, email o las pasarelas de pago aunque a cambio se lleva una parte de los beneficios de las ventas. Si el ecommerce tiene éxito y crece es muy probable que surja la necesidad de migrar y para ello es mejor ponerse en manos de especialistas, de lo contrario la misión puede ser imposible.

Otras veces, la razón que subyace es meramente económica, un plataforma como Magento requiere de un hosting potente con unos gastos mensuales que no siempre un emprendedor está dispuesto a asumir en sus inicios y menos si se tiene en cuenta que la inversión destinada a la plataforma no debe superar el 40% del presupuesto, ya que el resto debería destinarse a acciones de marketing.

La migración paso a paso

Nuestro objetivo siempre es conservar el posicionamiento SEO para preservar las ventas por eso aconsejamos que la migración se realice tras un estudio minucioso de la situación de la tienda online y la elección de la plataforma de destino más adecuada. Estos son los pasos que seguimos cada vez que abordamos una migración de plataforma:

  1. Estudio a fondo de las URLs de toda la tienda para valorar su posible reestructuración y los cambios que, por defecto del sistema, se produzcan en su adaptación a la plataforma de destino. En este caso son imprescindibles la redirecciones 301, no sólo para no perder SEO sino también para mejorarlo aunque “siempre es inevitable una caída mínima de posicionamiento”, señala Jesús Plou, “aunque si la migración se hace bien, debe recuperarse y mantenerse sin más complicaciones”.
  2. Estudio de las características de cada referencia de la tienda ya sea un producto por tallas (configurable) o simple, para poder elegir la mejor plataforma
  3. Asignamos URLs canónicas a los contenidos y sus equivalentes que puedan estar disponibles a través de varias URL. De esta forma acotamos la duplicidad de contenidos y las opciones de que Google penalice el posicionamiento.
  4. Comprobamos que la nueva estructura de enlaces internos ofrece una experiencia de navegación similar o mejor que la antigua, de hecho nunca podemos perder de vista la experiencia de uso del cliente durante el proceso de compra.
  5. Es fundamental mantener todos los títulos de página para garantizarnos que el sitio web no pierde posicionamiento SEO.
  6. Del mismo modo conservamos y optimizamos las metadescripciones que no contribuyen a la priorización del sitio en Google pero sí influyen en la tasa de acceso, es decir, consideramos las metadescripciones como la carta de presentación del sitio en Google.
  7. Al crear el template para la nueva plataforma (si no hay presupuesto podremos comprar un template ya hecho), centramos la atención en el control de las etiquetas H1 y que sólo haya una por página. Del mismo modo es importante utilizar las palabras clave tanto en el atributo “alt” de las imágenes como en el nombre de la misma.
  8. Una vez creado el template para la nueva plataforma hacemos la migración de productos teniendo en cuenta siempre que las URLs antiguas que accedían a productos en la antigua plataforma ahora accedan al mismo producto con la URL de la nueva plataforma mediante una redirección 301, si es que la URL es diferente. Esto es de máxima importancia ya que tendremos muchos enlaces en internet apuntando a nuestros productos y no queremos que nuestros clientes acaben en una página de error 404.
  9. El último paso es la migración de pedidos y clientes y posteriormente el cambio de la configuración DNS del dominio, previamente habremos migrado los correos electrónicos.

Estos son los pasos clave que consideramos hay que dar a la hora de realizar una migración de plataforma para evitar riesgos innecesarios como la pérdida de posicionamiento SEO y de visibilidad que conduciría de forma irremediable a la pérdida de ventas y por tanto de ingresos.

Es a nuestro juicio fundamental verificar que el nuevo sistema, la plataforma de destino, cuenta con las misma características centrales que el antiguo para no perder funcionalidades, ni información y ganar en términos de usabilidad.

Hasta aquí nuestros consejos y nuestra experiencia que hemos querido compartir con el fin de aligerar un proceso que no es fácil pero que bien ejecutado debe aportar resultados positivos al desarrollo del negocio.

3 comentarios en “Migración de plataforma: alto riesgo para tu ecommerce”

    1. Hola Óscar!

      Nos ponemos en contacto contigo por correo electrónico para que podamos comentarlo mejor.

      Saludos!

Los comentarios están cerrados.