Kuombo

Kit digital

Propiedad intelectual en redes sociales: La gran olvidada


La importancia de la propiedad intelectual en las redes sociales es clave. Si eres una de las muchas de las empresas que ha empezado a utilizar estas redes sociales como vía para difundir sus productos y servicios, incluyendo estos canales de comunicación en sus estrategias de marketing, ¡toma nota!.

No te olvides que Internet y las redes sociales se han convertido en el medio de comunicación más importante de nuestros tiempos, generando cada día millones de contenidos de todo tipo, promociones de productos, imágenes, vídeos… Nuevas formas de comunicar, generar, intercambiar y compartir contenidos. Pero, hay que prestar estrecha atención en lo que compartimos. Si no queremos que nos suponga un quebradero de cabeza, no debes dejar de lado las normas y regulaciones del contenido que muestras a tu público, para no cometer ninguna ilegalidad.

Por este motivo, se convierte en un aspecto realmente importante que antes de dar ningún paso y colgar ese contenido en tus diferentes vías de comunicación, has de saber de dónde viene, para de esta manera evitar una vulneración de los derechos de autor.

Y es que, ¡que algo que esté online no significa que puedas utilizarlo! Normalmente tendemos a pensar que cualquier contenido que se encuentra en la red es de dominio público, y que podemos utilizarlo siempre que queramos. Esto es un gran error, pues que ese contenido esté en Internet no quiere decir que tengamos vía libre para apropiarnos de él. ¡Ojo!

No te olvides de…

Solemos pensar que todo el contenido se puede utilizar sin problema. Para ello es importante citar al autor de la imagen, del vídeo o de la canción. Si respetamos eso, no hay problema. Desde Kuombo, te damos algunos consejos para que antes de utilizar ningún contenido tomes notas de lo que puedes o no hacer.

1.Revisa la licencia

Antes que nada, recuerda revisar primero la licencia de las imágenes con las que vayas a trabajar. En el caso de que no encuentres imágenes que encajen a lo que estás buscando, siempre puedes optar por buscar en un banco de imágenes, los hay gratuitos y otros de pago. Pero siempre vas a tener una buena opción para preparar el contenido de tu negocio. 

2.Comparte primero

Las redes sociales ponen a nuestra disposición la opción de “compartir” para mostrar a nuestros seguidores imágenes que no son de nuestra propiedad. Descarta la idea de guardar esa imagen en tu dispositivo para luego utilizarla por tu cuenta en tus diferentes redes sociales. ¡Este contenido no te pertenece! Así que, en este caso has de darle al botón de “compartir”, de forma que no tendrás ningún problema y de esta manera más personas llegarán al autor original.

3.Cita al autor

Has de citar al autor. Y es que si vas a utilizar imágenes que no soy tuyas no dejes de citar quién es el autor original de este contenido. No basta con colocar debajo de la foto el nombre de la primera página web en la que encontraste la imagen. Investiga el autor de este contenido y te olvidarás de tener algún problema por los derechos de autor. Esto te puede suponer algo más de tiempo, pero te asegurarás que estás respetando el derecho de autor sobre ese material.

4.Utiliza enlaces

¿De qué página has sacado ese material? Pues cítala en el contenido que vayas a publicar. Indica el enlace o la página web de ese autor. De esta manera no solo difundes una fotografía, sino el trabajo de quien está detrás de este material.

¿Y cómo puedes proteger los derechos de autor de tu contenido?

Si quieres proteger los derechos de autor del contenido propio, hay varias opciones que de una forma adicional a la ley de Propiedad Intelectual, te darán una seguridad en el contenido de tu propiedad. ¿Conoces los conceptos de Copyright, Copyleft y los Creative Commons?.

  • Copyright: Puede que sea para ti el más conocido. De esta forma cualquier material bajo Copyright se reserva todos los derechos de explotación, por lo que para su difusión o uso debemos pedir permiso y recibirlo de forma explícita por el autor de ese contenido.

 

  • Copyleft: sin reconocimiento legal, surgió como respuesta a la necesidad de un Internet donde puedan fluir las obras creativas sin coto ni barreras. No obstante, está repleto de “peros” y condicionantes, que cada autor bajo esta enseña se encarga de indicar mediante un texto aclaratorio. Sin este texto, se puede difundir y usar el contenido siempre y cuando se aluda a la fuente que la realizó. También permite su modificación, pero en este caso mantiene la autoría original.

 

  • Creative Commons: se trata de licencias gratuitas que recogen todos los “peros” del caso del Copyleft. Así, el autor puede decidir libremente si su contenido es de total dominio público, si se puede usar con fines comerciales o sin ellos, si se puede modificar o si debe mantener la autoría original.

Desde Kuombo te recomendamos que tengas en cuenta todo esto, para no tener ningún tipo de problema con el material que utilizas. No dejes de lado estos aspectos porque te pueden sacar de un apuro importante para tu proyecto. ¡Protege tu propiedad!

 

 

2 comentarios en “Propiedad intelectual en redes sociales: La gran olvidada”

  1. Muy buen artículo. Tengo una duda en cuanto al derecho de citas en redes sociales, les pongo un ejemplo: si yo creo un fotomontaje o quote con una frase de Perez-Reverte (por poner un ejemplo) y bajo la frase reflejo el título del libro y el nomber del susodicho autor, ¿con eso sería suficiente?

    1. Hola Paqui!
      Agradecemos que nos plantees tus dudas. Respondiendo a tu pregunta, sí, con citar el autor y/o la obra sería suficiente, Puedes citarlo en el propio texto o en una nota al pie.
      Gracias!

Los comentarios están cerrados.