Kuombo

Kit digital

pagina web segura

¿Estás seguro de que tu web es una “página segura”?

Mucho hemos hablado de hacer sentir cómodos y seguros a quienes visitan nuestra web. Es casi una obligación proporcionar una experiencia satisfactoria a los usuarios, para asegurarnos que les hemos causado buena impresión y vuelvan a nosotros. Pero igual de importante o más es contar con una página segura.

Tenemos el deber y la responsabilidad de proporcionar una navegación segura que sea capaz de  transmitir la confianza necesaria para obtener una venta o sus datos de contacto. Ahora párate a pensar, ¿cómo de segura es tu web?

El uso que hacemos de internet ha evolucionado y cada vez más se transmite información delicada como son los datos personales, números de tarjeta de crédito, información bancaria, compras… Así que como propietarios de una web o tienda online queremos que, además de causar buena impresión por nuestro diseño y navegación intuitiva, generar la confianza suficiente para que un usuario se sienta seguro en nuestra web.

¿Sabes cómo convertir tu web en una ‘página segura’?

Transmitir confianza y seguridad en una web es nuestra obligación. Seamos una web o una tienda online, garantizar una navegación segura debe ser primordial en tu negocio.

  1. El primer paso es contratar un servidor o hosting seguro.

Principalmente porque de este modo tendremos el software del sistema operativo y servicios actualizados. Todos los días se descubren agujeros y fallos de seguridad, por lo que contratando un servidor seguro reducimos cualquier riesgo.

Configura también un cortafuegos o firewall en tu servidor para controlar las conexiones a la red y el acceso a él. De esta manera protegemos el acceso no autorizado a desconocidos y evitamos los ataques.

Para ahorrarte dolores de cabeza, lo mejor es que contrates un proveedor de alojamiento (hosting), de esta manera te dedicas a otras cosas más importantes y dejas que sean ellos los que mantengan la seguridad en tu servidor y arreglen cualquier incidencia que pueda ocurrir.

  1. Por otro lado, tendrás que implementar un protocolo de comunicación HTTPS.

Cuando un usuario visita una página, sus datos viajan desde su equipo hasta el servidor donde se encuentra la página que va a visitar. Durante este trayecto, existe al posibilidad de que esta información sea leída por terceros si no está cifrada. Y es aquí donde entra en juego el papel del protocolo HTTPS, que es quien se encarga enviar esta información de forma segura , así si alguien tratara de acceder e interceptarla, no podría porque está cifrada.

El protocolo de seguridad HTTPS está protegido mediante el protocolo de seguridad de la capa de transporte (TLS), que proporciona las tres capas clave de seguridad siguientes que podemos consultar en la página de ayuda de Google y que mencionamos brevemente:

  1. Cifrado. Se cifran los datos intercambiados para mantenerlos a salvo de terceros. Esto significa que cuando un usuario navega por un sitio web, nadie puede “escuchar” sus conversaciones, hacer un seguimiento de sus actividades por las diferentes páginas ni robarle información.
  2. Integridad de los datos. Nos aseguramos de que nuestros datos no pueden modificarse ni dañarse durante las transferencias, ni de forma intencionada ni de otros modos, sin que esto se detecte.
  3. Autenticación. Garantiza que tus usuarios se comuniquen con el sitio web previsto. Proporciona protección frente a los ataques y contribuye a la confianza de los usuarios, lo que se traduce en otros beneficios empresariales.

SSL- certificado seguridad

Tenemos que tener en cuenta que un HTTP no es HTTPS, la S significa Secure, es decir que establece conexión segura y que proporciona un cifrado de datos. Para hacer la migración de HTTP a  HTTPS, consulta la página de ayuda de Google ya que esta gestión puede afectar de forma temporal al tráfico de tu sitio web.

  1. En este mismo servidor, debes contratar un certificado SSL para cifrar tus comunicaciones.

Se trata de un documento electrónico que verifica una identidad empresarial y permite a un servidor web establecer un cifrado seguro con el navegador web de un visitante

Para los usuarios es un extra de seguridad online a tu negocio para transmitir la confianza que buscan, además, mejora tu posicionamiento orgánico y asegura que tu tienda online cumple las normativas nacionales e internacionales en materia de privacidad de datos personales sensibles.

Las siglas SSL responden a los términos en inglés (Secure Socket Layer), un protocolo de seguridad que hace que sus datos viajen de manera íntegra y segura, es decir, la transmisión de los datos entre un servidor y usuario web, y en retroalimentación, es totalmente cifrada o encriptada

Para contar con este certificado en tu web, tendrás que instalarlo en tu hosting, aunque existe la posibilidad de que el proveedor del certificado o del alojamiento web sea quien facilita las instrucciones específicas de instalación, los recursos y la asistencia necesaria para instalarlo correctamente. Normalmente este certificado está en todas las páginas de los sitios web más seguros, pero no es obligatorio en todas ya que por ejemplo, la política de Google Adwords solo requiere que use conexiones seguras en las páginas que recopilan o transmiten determinada información personal y financiera, como las contraseñas de acceso, los datos de contacto o los números de cuentas bancarias, com suelen ser las páginas del proceso de pago en tiendas online.

Pregunta a tu proveedor de alojamiento web y comercio electrónico ya que son muchos los que ofrecen servicios de SSL básicos como parte de sus paquetes de alojamiento web sin coste adicional.

Espero que con estos pasos te sea más fácil hacer de tu web una “página segura” y que seas consciente de la importancia que tiene contar con un sitio seguro que sea capaz de conseguir la tan ansiada experiencia de usuario.

Es uno de los temas que menos gusta gestionar, pero de los más importantes porque piensa que si no transmites confianza a tus usuarios, se marcharán y no tendrás segunda ocasión de causar una buena primera impresión.